logo-capesic-3

Las líneas programáticas de la nueva Política de Defensa y Seguridad Internacional de Italia

Inicio Entradas Las líneas programáticas de la nueva Política de Defensa y Seguridad Internacional de Italia
Las líneas programáticas de la nueva Política de Defensa y Seguridad Internacional de Italia

Las líneas programáticas de la nueva Política de Defensa y Seguridad Internacional de Italia

Xavier Servitja Roca Estrategias de seguridad nacional, Europa 09/08/2018 Comentarios

El 26 de julio del año 2018, la ministra de Defensa italiana, Elisabetta Trenta, presentó en Roma las líneas programáticas de la nueva Política de Defensa y Seguridad Internacional del gobierno de la República de Italia para los próximos 5 años que conducirá, próximamente, a la elaboración de la Estrategia Nacional de Seguridad Colectiva. Esta substituirá al Libro Blanco para la Seguridad Internacional y la Defensa aprobado por el Consejo Supremo de Defensa en julio del año 2015 que marca los principios rectores y criterios de la estrategia italiana en esta política vigente hasta el momento.

Así y en comparecencia ante las comisiones de Defensa de la Cámara y del Senado italiano, la ministra expuso los cuatro principios básicos de actuación de las Fuerzas Armadas Italianas: 1. La defensa del Estado; 2. La defensa del espacio Euroatlántico y del Mediterráneo; 3. La contribución a la Paz y Seguridad Internacional; y 4. El apoyo de las Fuerzas Armadas a otras administraciones.

Dentro de estos cuatro puntos, debe destacarse la introducción del concepto de la Resiliencia Nacional en la política de Defensa entendida como aquella capacidad para adaptarse y resistir ante situaciones cambiantes y complejas no esperadas o con poca probabilidad de ser anticipadas (cisnes negros o grises) que afecten a la seguridad y la estabilidad interna, por ejemplo, ante amenazas de carácter híbrido, ciberataques, desastres naturales o situaciones de emergencia y crisis. En relación a estas últimas situaciones, también se destaca el concepto del Doble Uso de las capacidades de las Fuerzas Armadas Italianas no solamente para su dimensión militar, sino que también como apoyo al propio concepto de la Resiliencia Nacional integrada dentro de un sistema de seguridad nacional más amplio.

Foto_Italia4

Precisamente, esto nos lleva a una doble interpretación del concepto de la Seguridad Colectiva dentro de la estrategia nacional: primero, como compromiso de Italia con la seguridad de los sistemas de alianzas y organizaciones internacionales a las que pertenece, y segundo, como integración de la política de Defensa y su doble uso dentro de la seguridad nacional italiana como bien público al servicio de y para todos.

Relacionada con la primera interpretación, destaca el compromiso de Italia con la Política Común de Seguridad y Defensa europea siendo uno de las estados impulsores para activar la PESCO (Permanent Structured Cooperation) dentro de la Unión Europea el 13 de noviembre del año 2017. A pesar de ello, Italia reclama que no haya duplicidad de funciones en relación a la OTAN, la llamada “No Duplication, No Competition”. En esta dirección, la ministra de Defensa también ratifica el papel de Italia como uno de los estados miembros más implicados con la Alianza Atlántica para garantizar la seguridad en la región Euroatlántica e implementar sus tres principales tareas: la defensa colectiva, la gestión de crisis y la seguridad cooperativa. Para ello, señala como sus principales prioridades impulsar el incremento de las capacidades de disuasión y alcanzar el 2% del PIB destinado al gasto en Defensa.

Además, el escenario de actuación prioritaria para Italia se establece en el flanco sur y el mar Mediterráneo para afrontar el aumento de la inestabilidad regional, las crisis humanitarias existentes y las diversas amenazas transnacionales, especialmente, insurgencias y terrorismo, crimen organizado y tráficos ilícitos, presentes en el norte de África y Oriente Medio. En este sentido, Italia asume y ratifica su compromiso con todas las misiones y operaciones internacionales en las que participa en los diferentes teatros de operaciones, ya sean bajo la bandera de Naciones Unidas, de la OTAN, de la UE o a través de acuerdos bilaterales con otros estados. Aunque la ministra asegura también que las misiones y operaciones serán revisadas para destinar más capacidades y recursos a las zonas designadas como prioritarias y de interés nacional en la próxima Estrategia.

Foto_Italia5

Ello podría conllevar una política de reubicación y reducción de efectivos en las misiones en Afganistán para destinarlos a otros teatros de operaciones localizados en el flanco sur y fortalecer las capacidades de las misiones y operaciones en el mar Mediterráneo y el norte de África. Actualmente, Italia tiene desplegados más de 6000 efectivos de las Fuerzas Armadas en 31 misiones y operaciones internacionales en África, Europa y la región del Mediterráneo, Oriente Medio y Asia (en la tabla aparecen registradas 32 porque aún contabiliza la misión MIADIT 8 en Palestina dada por finalizada el 9 de mayo del año 2018), de las cuales diez se realizan por iniciativa de la Unión Europea, nueve de la OTAN, cuatro de Naciones Unidas y ocho más se ejecutan dentro de fuerzas multinacionales o por acuerdos bilaterales con estados.

Otro aspecto relevante de la intervención de la ministra Trenta es el compromiso para fortalecer las capacidades en ciberseguridad de la Defensa italiana a través del recién constituido Comando Mixto para las Operaciones Cibernéticas, además de aumentar la cooperación con otras administraciones y con el sector privado e industrial para garantizar la seguridad colectiva de Italia en el ciberespacio. En este sentido, resulta interesante remarcar la relación que se establece entre la ciberdefensa, las infraestructuras críticas y la seguridad energética, otra de las prioridades de la política de Defensa y Seguridad italiana. Así, la política de Defensa debe asegurar el aprovisionamiento y distribución de energía garantizando la seguridad de las fuentes y líneas de transporte y sus sistemas de control y gestión, aspecto en el cual crece el papel de la ciberseguridad en el llamado “paradigma del binomio energy security-cyber security”.

Foto_Italia2

Sobre este binomio, resulta de vital importancia la relación que se debe establecer entre la política de Defensa; la industria militar, de sistemas y TIC (Tecnologías de la Información y Comunicación); y los programas de innovación estratégica e investigación. Dentro de la nueva estrategia, se promoverá, especialmente, la investigación y el avance tecnológico en Inteligencia Artificial, tecnología de sistema de satélites, ciberseguridad, big data y data cloud, Internet of Things (IoT) y blockchain. Para ello, el ministerio de Defensa se va a dotar de un Centro Operativo con tres misiones principales: 1. La creación, supervisión y apoyo de un nuevo Centro de Conocimiento y Alta Especialización constituido por los grupos de investigación de las universidades y la industria (tanto las grandes empresas, como las pequeñas y medianas); 2. Apoyar la integración del sector privado y la universidad en la “cadena de valor” de la industria militar; y 3. Apoyar la presencia de la industria militar en los mercados internacionales.

En definitiva, se espera que la nueva Estrategia Nacional de la Seguridad Colectiva italiana sea una política de Defensa y Seguridad Internacional con elementos continuistas en su apoyo y compromiso con los objetivos establecidos por los sistemas de alianzas y organizaciones internacionales a las cuales pertenece Italia, acomodando a la PESCO en la misma, pero con elementos de evolución y transformación con la introducción de los conceptos de la Resiliencia Nacional y el Doble Uso de las Fuerzas Armadas, una mayor atención al flanco sur en sus misiones y operaciones internacionales provocando cierto repliegue de su presencia en Asia, un mayor énfasis en el binomio entre ciberseguridad y seguridad energética, y el fortalecimiento de la relación entre Defensa, Industria y Universidad para afrontar los nuevos retos en seguridad y defensa, sobretodo en tecnologías disruptivas.

Xavier Servitja Roca

boton_donativo_es


Foto 1: La ministra de Defensa italiana, Elisabetta Trenta, asiste a la ceremonia de botadura de la nave “Vulcano”, unidad de apoyo logístico de la Marina Militare, en el astillero de Muggiano (Italia), 22/06/2018 (Fuente: Ministerio Difesa).

Foto 2: Unidad italiana dentro del Grupo de Combate multinacional de la OTAN en Letonia como parte de la misión “Enhanced Forward Presence” (eFP), 18/04/2018 (Fuente: Ministerio Difesa).

Foto 3: Tabla sobre las misiones y operaciones internacionales en las que participan las Fuerzas Armadas Italianas (Fuente: Ministerio Difesa).

Foto 4: Sala de mando y control durante las maniobras militares Joint Starts 2018, 19/06/2018 (Fuente: Statto Maggiore Difesa).